9/27/2009

LA NFDHPH1N1: PANDEMIA CON TUFO DE DISCURSO DE-MODÉ

Santiago Sanmiguel Garcés

La nueva forma de hacer política, es la nueva frase de batala de las campañas electorales de nuestro país, pero ¿qué tan necesario es éste discurso?¿es realmente nuevo? Nuevo, no lo es tanto y en política... lo original sólo unos pocos lo sostienen.

“El país se promete de vos, señor, una política diferente, porque hemos llegado a un punto en que estamos confrontando este preciso dilema: Regeneración administrativa fundamental o catástrofe” (Rafael Núñez 8/4/1878). Porque “si transformamos la vida político-administrativa del país dentro del marco de una nueva ética social y si aseguramos que el poder de intervención del Estado tenga como fin fundamental garantizar a la nación que Colombia nos pertenece a todos y no a unos pocos privilegiados que aprovecharon la debilidad de nuestras instituciones democráticas para conseguir las más grandes concentraciones de poder económico y político que haya registrado nuestra historia.” (Luis Carlos Galán 27/11/1981) Entenderemos que “lo que nos une es una manera distinta de hacer política, una posición independiente; no hemos sido empleados de este Gobierno [, compartimos] el compromiso de construir con confianza e igualdad“, (Enrique Peñalosa 2009) debemos cambiar "el tono común de la política" de las últimas décadas, por lo que abogo por adoptar una nueva perspectiva, porque "una sociedad va de la mano de la calidad de la política que tiene" (Sergio Fajardo 2009).

Siguiendo la alocución, las (aparentemente) desteñidas banderas de la política tradicional tiemblan ante discursos como los anteriores, que de nuevos no tienen mucho, pero que rellenan (cual lechona) los corazones de electores, rebosantes en ansía de cambio y nuevos rumbos… más acordes a su perspectiva de lo correcto, más publicitarios que una declaración de Obama sobre el cambio, más feo y desubicado que José Galat en un Foro estudiantil… (no tiene nada que ver… pero era un comentario inevitable). Tiemblan porque cooptan trasfugaces, por histeria electiva, los voticos necesarios de cada tanto tiempo.


No hay comentarios: