10/13/2009

El Pueblo y su Fantansma Poscolonial

Camilo Vallejo Giraldo
13/Octubre/2009

Estas palabras nacen de un sentimiento más que de una razón, fluyen de un violento dolor que hace gritar pero que al tiempo infla el corazón de esperanza. Estas letras quieren saltar de las hojas porque desean ir hasta las tierras excluidas y olvidadas, para allí poder narrar el sueño y regalarlo.


EL ‘MALO’ IMPOSIBLE DE GOBERNAR

Es extraño si uno lo piensa bien. Por todas partes hay oportunidades para delinquir. La constitución del estado de Texas no establece ningún requisito para ser sheriff. Ni uno solo. No existen leyes del condado. Un cargo que te confiere casi tanta autoridad como Dios y para la cual no se exige ningún requisito y que consiste en preservar unas leyes inexistentes, ya me diréis si eso es o no es peculiar. Porque yo digo que lo es. ¿Funciona? Sí. El noventa por ciento de las veces. Gobernar a los buenos cuesta muy poco. Poquísimo. Y a los malos no hay modo de gobernarlos. Al menos que yo sepa 1.

Para el sheriff Ed Tom Bell lo impresionante no es tener que defender leyes inexistentes, o que por tal motivo su cargo le confiera tantos poderes como a Dios (eso le corresponde resolverlo a los destinatarios de sus disertaciones), lo que en realidad le resulta incómodo es tener que reconocer que, aún así, su misión siempre resulta incompleta, pues a los “malos” es imposible gobernarlos. ¿Pero qué ocurriría si se imaginara que estas palabras no son fruto de la mente de un viejo sherrif que está atrapado en la inmensa sequedad del suroeste de Estados Unidos, sino que hacen parte del imaginario propio del actual Estado-nación, liberal, moderno y poscolonial? Se encuentra seguro un Estado que se revuelca en su paradoja existencial, en su resistencia a reconocer que a los “malos” no puede someterlos a su totalidad, una que se funda más en un imperio que en una nación.

1. McCarthy, Cormac, No es país para viejos, Barcelona, Mondadori, 2006. Esta edición corresponde a la traducción que Luis Murillo Fort hace de la obra de McCarthy, que originalmente se tituló No country for old men y sobre la cual fue basada la película que lleva el mismo nombre, dirigida por los hermanos Coen en el año 2007.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que su ensayo es digno de una visión pateticamante utópica inspirada en un antiestatalismo tan ingenuo como el del anarquismo del Siglo XIX e imbuido del comunitarismo europeo. Ud es un pobre utopista, de la ultima fantasía capitalista, de que podemos llegar a un tiempo anterior (o llegar a un estado), antes de La Ley. En donde podemos llegar a un estado, en el que a través del dialogo, podremos recuperar la esfera publica (aunque la esfera publica al igual que la idea suya de pueblo sea una simple ilusión de la violencia con la que se impone la ley), y a través de este patetico ejercicio habermasiano crear una nueva subjetividad. No es esta la ultima ilusion del multiculturalismo, un enemigo es un sujeto del cual no hemos escuchado su historia, ud reduce los problemas de la sociedad a un problema de tolerancia. Cree pateticamente que si acabamos con el estado con los poderes constituidos se van acabar la relaciones de poder, como si el poder fuera un producto del estado, como si el único sitio en donde esta el poder es el estado. Ud cree que son los poderes constituidos el obstáculo que impide que exista la sociedad. Es el sueño de que podemos vivir en una sociedad con diferentes subjetividades, respetandonos el uno al otro, esa fantasia obscena cristiana de que uno tiene que amar al projimo. Que no es algo mas obsceno que una etica kantiana de ame al otro es su deber. Que solo puede ser posible gracias a que precisamente no podemos vivir en un mundo multicultural y ver al otro como mi igual.

Mi segunda critica deriva en su creencia de que las identidades politicas se generan de una forma existencialista, y no presisamente en la diferencia, en el plano del enemigo, le pregunto no es la identidad politica de los grupos minoritarios una exigencia a priori para que puedan ser reconocidos por el aparato judicial y politico?

La tesis de Garcia, es patetica la ley es obscena per se, lo ontológico de la ley es la coercion, es de imponer un poder un discurso sobre el otro, y despues lo llenamos de requerimientos armonicos, como la idea de justicia, pueblo etc. Estamos todos llevados por la voluntad del poder, lo que pasa es que debemos llegar al poder bajo los parametros que nos impone la Ley. La ley esta hecha para transgredirla, la fantasía de Ud consiste en pensar que lo anterior se puede cambiar. Que el lenguaje y el orden simbolico pueden convertirse en una universalidad.

La ley es obscena ontologicamante, es el placer masoquista de someterse y el placer sadico de someter, la reciprocidad de una relacion de poder.

Lo no obsceno es el altruismo?? El sometimiento a una idea universal, a una moral del esclavo, en donde todos somos X (pecadores, portadores del lenguaje, species being). Negar la voluntad individual? No es esto el ultimo deseo de los ddhh? Universalisar la condición humana a la pobreza y mediocridad humana, monopolizar lo que es un ser humano en unos párrafos hechos por humanistas europeos.

Lo no obsceno es el bien comun, que es el bien comun??? Es usar el derecho para el bien de todos?? Otra vez mierda barata cristiana, usemos el derecho para que el pobre tenga una voz, propia, como si esa imagen del pobre no es a su vez una creacion de los sistemas dominantes. No es que nosotros pensemos que el pobre es pobre, sino que el pobre se ve asi a si mismo. Y no puede hacer nada al respecto porque constituye lo que es el. Solo puede constituirse en no pobre en el momento que cambie de lugar. Los lugares son anteriores a las personas.

Anónimo dijo...

Si ud no se ha informado bien son los estados que han adoptado políticas liberales con un enfoque social, no encaminado a la dependencia económica del estado sino que las personas puedan superar sus condiciones vitales, las economías que tienen el mas grande crecimiento en el mundo. Las que logran sacar a las personas de la pobreza, y para esto se necesita soberania, estado-nacion y burocracia, asi lo odien. Se necesitan leyes y orden, no el mierdero que Uds piensan armar, radical fucking democracy, la idea de su democracia se asemeja a un pogo y un mierdero, chevere una nacion como somalia la verga no??? un estado de guerra constante, por que la unica razon para que la gente en una sociedad en conflicto hable es si existe un ente intermedio como una corte, y una Ley, sino porque putas la gente hablaria cuando es mas economico destruir al enemigo. Ud y sus amigos no son mas que una apología al terrorismo. Claro que el sistema tiene profundas contradicciones pero eso no quiere decir que tengamos que armar un nuevo estado. Sus ideas son mas que utopicas, cosas que los dejan tranquilos como el viejo lema marxista we have history on our side. En vez de penasar en ideas mas concretas como presupuesto participativo, deliberacion entre patrones y sindicatos de manera directa, VIS, eleccion democratica de magistrados, esto junto con libertad de empresa, y libre comercio. Todo esto es posible solo a traves de poderes constituidos.

Zoordo dijo...

Gracias por sus comentarios, en las opciones está la posibilidad de comentar con nombre o desde una cuenta de Google, lo recuerdo por si es de su interés dejar un comentario a nombre propio. De nuevo gracias por leer lo aquí publicado y comentar.