10/04/2011

99% Transpiración


Santiago Sanmiguel Garcés

Occupy Wall Street marchers link arms, play drums on Church St
Foto: Carwil Bjork James - Flickr: Carwill CC-BY
Es inquietante ver cómo la protesta Occupy Wall Street sigue en pie, sin pies, ni cabeza, tan solo ahí, como un piojo insoportable pero visible para el mundo. P.DeFranco quizás tenga razón, el NYPD legitimó en gran parte el asunto, si en realidad fueran una sarta de hippies que caminan y gritan (como todos los días en Nueva York) ¿qué necesidad había de arrestarlos y rociarlos con gas pimienta?


Las pistas son sencillas y todo análisis termina siendo facilista; lo que llama la atención es que en realidad haya estructuras que se estén sintiendo amenazadas.
– Les falta un líder  - dice Erin Bournett, presentadora de CNN – hice entrevistas durante todo el día y la mayoría no sabe contra qué están protestando. –

Y efectivamente no lo saben ¿pero eso no lo hace más peligroso?

El 99%, como se hacen llamar, parte de la premisa que tan solo el 1% de la población tiene el dinero, el poder y los medios de control, me gusta pensar que el otro 99% hace parte del segmento que Edison atribuiría a la transpiración necesaria para llevar las ideas a feliz término. El pueblo, desordenado y en pie, sin una causa común que los una, pero que aún así los convoca.

Esa idea es más peligrosa, entre risas, Bournett registra el desorden para CNN; pero no logra entender la dimensión de lo que está reportando. Son un Regalo, en los términos en que J.F.García-Arboleda explica Dogville, un acto que desborda el paradigma de lo que entendemos como racional, al cual la única forma de detenerlo es destruyéndolo, por ser Otro, pero al mismo tiempo nos intrigan sus intenciones y tenemos que apresarlo para que nos diga qué quiere.

– Señores protestantes – dice la presentadora para cerrar su programa – si no nos dicen qué quieren, no habrá quién les de soluciones a lo que piden. –

Allí es donde se rompe la comunicación, se quiebra el esquema de lo causal, perro pide, perro recibe, o te regañamos perro porque te has portado mal. Por eso demandan un líder, alguien que tenga la voz de todos… y no existe. En ese quiebre radica el núcleo más oscuro del 99%, voces, miles, con demandas múltiples y desordenadas… ¿un constituyente primario que reclama de vuelta su poder? ¿cuál? Ese que siente que solo tiene el 1%; un 1% que aceita la máquina sin tenerlos en cuenta.

Puede que sea el principio de algo grande, o al menos el anuncio de esos días que se conmemoran por una acción de fuerza desmedida una mañana y, treinta años después, nadie recuerda porqué fue y tan solo los niños agradecen que sucediera; porque es un día feriado y no tienen que ir al colegio.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Salud.


Son pocas las horas que me alejan de Bogota y ya casi resulta asfixiante la atmofera de Los Angeles, pero es cierto que en algunos lugares se respira mejor, tal vez por que el proceso de inspiraci'on se realiza en colectivo, caso de estar frente al city hall..

Asi en esa acampada precaria donde el doble giro epistemico se pronuncia alegre, con acento hispano, importado de Madrid, de donde previamente fue traido de Mexico, la gente puede compartir sin instrumentalidad clara un espacio un tiempo, esto es, unos segundos de vida.

Pues si contra algo se alza esta revuelta cotidiana es contra esa razon instriumental con principios y por tanto con finales.

Se trata de una revuelta sin escrupulos pero con espiritu, es decir renunciante a un sentir trascedente, optando por la pizza regalada, y la sucidad de estar sin ducha varios dias. Se trata por lo tanto de hacer de lo ordinario un gesto extraordinario, que desplaze el lugar del acontecimiento al momento presente y no a un posible futuro.

Desde luego no es el summun, ni lo mejor que ha pasado en el mundo.
Pero podemos decir que es real.

y eso es bonito como la vida.